Cómo preparar una bureta correctamente

Como preparar buretas

La bureta se usa para medir volúmenes con gran precisión en las operaciones de valoración. Permite medir el gasto en volumen de un reactivo de concentración conocida para alcanzar el punto final de la reacción, y calcular la concentración de un analito en una muestra problema. En este artículo enseñaremos cómo preparar una bureta fácil y rápidamente.

Comprar online material de laboratorio

Precauciones iniciales para no cometer errores:

  1. La bureta debe estar limpia y su llave de paso en condiciones de cerrar el flujo de líquido con rapidez y precisión.
  2. Cerrar la llave de paso y añadir unos 5 ml de solución valorante, girar la bureta inclinada para mojar las paredes interiores, abrir la llave y drenar. Desechar la solución de enjuague.
  3. Para eliminar las burbujas de aire entre la llave y la punta de la bureta, colocarla en el soporte y añadir una pequeña cantidad de la solución. La punta de la bureta debe estar sobre un vaso o matraz limpio y seco. En esta posición se debe abrir completamente la llave durante uno o dos segundos, y después cerrarla por completo. Repetir la operación hasta que no se vea ninguna burbuja de aire. Esta operación es crítica para no cometer errores.
  4. Completar el llenado de la bureta con la cantidad de solución precalculada para la valoración con un margen de seguridad. Un llenado demasiado rápido puede dejar burbujas de aire adheridas a la pared interior de la bureta, para evitarlo hacer que el líquido se deslice por la pared interior.
  5. Posicionar la bureta en el soporte perfectamente recta para evitar errores de lectura.

Lectura de la bureta:

Los líquidos que mojan el recipiente, como el agua en recipientes de vidrio,  forman un menisco cóncavo. No forman una superficie horizontal de lectura y debemos fijar un criterio que debe ser el mismo para la lectura inicial y la final porque el resultado en volumen de reactivo gastado es la diferencia de ambas lecturas. Para evitar errores en la lectura se recomienda tomar esa lectura en la base del menisco y posicionarse de tal forma que los ojos queden en línea recta con él.

Las buretas tienen el cero en la parte superior y aumentan hacia abajo. Para la primera lectura la columna de solución reactiva debe terminar dentro del rango calibrado, por debajo del 0,0 ml. No es necesario dedicar tiempo para ajustar a ningún valor, el resultado es por diferencia con la lectura final. Si se consume el contenido de la bureta antes de llegar al punto final, hacer una lectura antes de salir del rango calibrado y reponer solución reactiva. El gasto total será la suma de ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


7 − cuatro =