Guía para limpiar joyas con ultrasonidos

clean

Un limpiador ultrasónico o baño de ultrasonidos es, básicamente, un aparato que utiliza la vibración para limpiar la suciedad de la superficie de los objetos. Estos equipos se suelen usar para la limpieza de objetos delicados, tales como lentes y otras partes ópticas, monedas, relojes, instrumentos quirúrgicos, etc.

Comprar online material de laboratorio

Los baños de ultrasonidos son ampliamente utilizados para limpiar joyas y metales precisos. Entre sus ventajas destaca el hecho de que pueden eliminar fácilmente partículas de suciedad diminutas que resultan casi imposibles de erradicar de otra manera, incluso sin desmontar las piezas, ahorrando una gran cantidad de tiempo y trabajando de forma precisa e inocua.

Funcionan muy bien con materiales duros: diamantes con pocas inclusiones, zafiros, rubíes, oro, plata, platino, titanio, acero… Eliminan todo tipo de impurezas orgánicas, pero no el resultado de reacciones químicas tales como la oxidación.

Sin embargo, hay varios puntos a tener en cuenta antes de usar un baño de ultrasonidos con nuestras joyas.

Evitar electrocutarse

Puede parecer una obviedad, pero estamos trabajando con electricidad, así que es más que recomendable evitar tocar el agua mientras el baño está funcionando. Desenchufar el aparato cuando vayamos introducir o extraer nuestras joyas de la bañera tampoco está de más.

Otras recomendaciones básicas
  • Nunca debe encenderse un baño si no hay agua en él.
  • El equipo debe mantenerse en un lugar limpio y seco.
  • Utilice siempre la cesta. No deposite los objetos directamente sobre el suelo del baño.
  • Con 3-5 minutos limpieza es por lo normal suficiente
  • No se preocupe si el aparato se calienta tras varios minutos de uso, es habitual que suceda.
Temperatura

La temperatura es un parámetro muy a tener en cuenta. Existen modelos de baños de ultrasonidos tanto con calefacción como sin calefacción, y estos últimos pueden cumplir perfectamente con su cometido, pero está demostrado que es a partir de 60ºC cuando estos equipos muestran su máximo potencial, incrementando la eficacia de la limpieza hasta en un 70%.

Sin embargo, es importante no alcanzar temperaturas de ebullición, ya que a estos niveles se producirán casi con total seguridad daños internos e incluso roturas en multitud de materiales, incluso en los más duros.

Detergente

Aunque se puede trabajar sólo con agua, se recomienda utilizar detergentes para mejorar el efecto de la limpieza. En concreto, detergentes sin sulfatos y de carácter suave, alcalinos o neutros, nunca ácidos. Es recomendable renovar con frecuencia la solución que utilicemos para la limpieza, ya que que ésta puede contaminarse con las partículas que quedan en el fondo del baño, llegando a inhabilitar la actividad de los ultrasonidos.

Ver un ejemplo de detergente para ultrasonidos.

Cuidado con las joyas antiguas

Algunas joyas antiguas han sido trabajadas por medio de suciedad; si ésta desaparece, las piedras se descomponen. Aquellas piezas que hayan sido pegadas con cemento también pueden verse afectadas.

Mucho cuidado con los diamantes

Aunque los diamantes son piedras resistentes y duraderas, es arriesgado usar un baño de ultrasonidos para su limpieza. Como la gran mayoría de estas piedras cuentan con inclusiones, la vibración de los ultrasonidos puede engrandecer estas imperfecciones incluso hasta el punto de rotura. La regla es clara: a mayor número de inclusiones, más peligro.

Los diamantes coloreados no deben limpiarse utilizando esta tecnología. La mayor parte de estas piedras han sido tratadas con calor para realzar el color, y la limpieza con ultrasonidos puede deshacer este efecto.

Qué no se puede limpiar en un baño de ultrasonidos
  • Perlas: Son blandas y se erosionan con facilidad. En general, no se recomienda el uso de ultrasonidos con materiales de origen orgánico, como corales.
  • Gemas blandas y porosas: Ámbares, turquesas, micas, laspislázulis, jades y en general cualquier material por debajo de 5 en la escala de Mohs.
  • Esmeraldas: Aunque duras, la esmeraldas suelen ser ricas en inclusiones. Además, los ultrasonidos pueden eliminar los líquidos que se suelen utilizar para disimular esas imperfecciones.
  • Ópalos
  • Tanzanitas: Tratadas con calor para realzar su bello color, este proceso puede deshacerse con los ultrasonidos.
  • Tungsteno
  • Piedras sintéticas
  • Bisutería
Algunos ejemplos de baños de ultrasonidos

Modelo económico de 600 mL de capacidad, especialmente indicado para joyería

Modelo con calefacción de 2,5 litros de capacidad, para limpieza profesional

 

8 thoughts on “Guía para limpiar joyas con ultrasonidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


7 − = cinco