Cómo fotografiar criaturas abisales

Criaturas abisales

David Shale, un doctor en biología marina, ha fotografiado criaturas abisales durante casi 40 años. Empezó su carrera a finales de la década de los 70, para después trabajar, ya en los 90, rodando documentales de vida marina para la BBC.

Aunque ha trabajado en sumergibles, prácticamente la totalidad de su trabajo se realiza en la superficie. En los primeros tiempos, su trabajo se basaba en la recuperación de estos animales con redes de pesca. Una vez en el barco, y utilizando películas en plata y un tanque de agua con fondo negro, debía trabajar con rapidez para conseguir tomar las fotografías antes de que los animales se degradasen. Como la película no se podía revelar en alta mar, podían pasar semanas antes de ver los resultados, que en ocasiones resultaban  decepcionantes, con el añadido de que nunca se podía saber con seguridad si ese animal volvería a ser capturado.

[useful_banner_manager banners=1 count=1]

Más adelante, la tecnología trajo la fotografía digital, con sus resultados inmediatos, y el ROV, un vehículo motorizado operado a distancia que, unido mediante un cable al barco, puede “volar” en el agua, tomando todo tipo de datos y atrapando animales vivos sin que éstos sufran daños.

pph06142

Una vez que estas extrañas criaturas abisales llegan al barco, se introducen en el acuario de una habitación de temperatura controlada (en torno a los 4ºC).  Aquí se toman las fotografías y se ruedan los vídeos. Se controlan todo tipo de constantes, como el nivel de limpieza del agua o las burbujas, y utilizan corrientes en el agua para que los animales se muevan. Es un ambiente exigente para el equipo fotográfico, ya de por sí delicado y que no lleva bien temperaturas tan bajas.

David Shale Official Webpage

Galería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 5 = tres